Dr Pablo Esquivel Pedraza
Cirujano General
Laparoscopia
Av.Universidad 103 Int.427
Telefonos (449) 1530153
Aguascalientes, Ags
Complicaciones de la enfermedad.

Las siguientes complicaciones pueden aparecer en cualquier momento en los pacientes con piedras en la
vesícula, sin haber una fecha o un tiempo o factores precisos para su aparición:
Dolor abdominal agudo. Explicamos que puede ser leve y pasajero,  o intenso y persistente. Cuando el
dolor persiste puede ser la causa de desarrollar alguna complicación mayor.
Colecistitis aguda. Esto se refiere a que la vesícula se inflama persistentemente y no cede el dolor, puede
continuar con vómitos y puede aparecer infección o pus en la vesícula, empezando con fiebre, escalofríos o
dolor más intenso. La vesícula puede inflamarse mucho que llega a perforarse y da un cuadro de
peritonitis (bilis e infección que se expande en el interior del abdomen) y ponerse aún más grave el
paciente.
Pancreatitis aguda. Esto es una enfermedad sumamente grave. Se debe a que los conductos del páncreas
se relacionan con los de la vesícula y los jugos del páncreas son muy agresivos (como sosa cáustica) y si
algo obstruye su paso al intestino se fuga o riega alrededor del páncreas y produce una especie de
quemadura en el interior del abdomen provocando muchísimo dolor o vómito. A veces la pancreatitis daña
otros órganos como los riñones, pulmones, la coagulación, la circulación o otros, que pueden provocar la
muerte del paciente aunque sea joven y sano previamente y a pesar de internar al paciente en Unidades de
Terapia Intensiva. Es la complicación aguda más grave por tener piedras en la vesícula.
Colédoco litiasis. Esto se refiere a que las piedras de la vesícula se salen a los conductos de bilis y
pueden causar obstrucción del conducto principal del bilis y entonces la bilis se pasa a la sangre y el
paciente se pone de coloración amarilla, orinado oscuro y puede complicarse con infección biliar
secundaria muy grave llamada colangitis.
Cáncer. Hay relación de aparición de cáncer y vesícula con piedras. Sobre todo cuando ha pasado mucho
tiempo, meses o años y el paciente no se extirpa la vesícula porque no le duele o porque no sabía que
tenía piedras en la vesícula. Las piedras o cuadros de inflamación crónica pueden engrosar las paredes
de la vesícula y de ahí desarrollar el cáncer. Cabe mencionar que el cáncer de vesícula es de los más
agresivos e invade rápidamente otros órganos cerca o lejos de la vesícula.